LA SOLEDAD DEL CORREDOR DE FONDO


Durante la sesión de investidura de esta tarde [25 de julio] el candidato Pedro Sánchez solamente ha obtenido el apoyo de UN diputado de otro partido.
Y dice que la culpa es de los demás.
En la encuesta de un diario que les preguntaba a sus lectores “¿Quién es el culpable del fracaso de la investidura? 1- Pedro Sánchez. 2- Pablo Iglesias. 3- Los dos” las tres opciones obtuvieron, sorprendentemente, casi el mismo resultado.
Y el PSOE dice que la causa del fracaso es la ambición de U-Podemos y de la falta de sentido de Estado de PP y Ciudadanos.


El caso es que este episodio ha ocasionado un disgusto tremendo a los que se pronunciaron por opciones de izquierda. “No hay un solo votante progresista que pueda entender este fracaso”, dice el periodista Ignacio Escolar. Porque no se trataba de compartir el poder sino ponerse de acuerdo para ejercerlo. Es un fracaso histórico de los líderes.
Aunque –permítanme expresarles una opinión personal– entiendo más la postura de U-Podemos (necesita un escaparate para mostrar sus conquistas en el gobierno) que la del PSOE, que pareció ignorar que debía negociar, desde hace ochenta días, pactando y limando asperezas con los que podían ser sus socios.
Naturalmente, la derecha lo está celebrando con champán. El trifachito, siempre consigue acuerdos.
Se están facilitando las condiciones para un vendaval derechista, ante la impotencia de muchos españoles.
Hemos sufrido otra decepción más de nuestros políticos. Cuesta encontrar una hornada de profesionales con tan poco calado, sin apenas talla intelectual y unas formas tan soeces que abochornan constantemente. Unos ineptos irresponsables que parecen ignorar quién los ha designado y para qué los han escogido.
En una empresa no habrían durado ni el período de prueba. Por incapaces.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

A propòsit del 167

CRITICA DE LIBROS. “Mis rincones oscuros”, de James ELLROY

CRÍTICA DE LIBROS: "Ordesa" de Manuel Vilas