Desidia

 


Algunas veces hemos manifestado que el Municipio mantiene un notorio abandono en la Playa. Esta dejación es aún mayor de septiembre a mayo.

Da lo mismo que esté al frente un gobierno de un color o de otro.

Hace ya varios meses comentamos con los responsables la conveniencia de señalizar mejor el corte de dirección (sentido Sur-Norte) del Paseo Marítimo y el desvío por la mal llamada Avenida Mediterránea. Por entonces adjuntamos algunas fotografías y expresamos el deseo de ser atendidos. Se agradeció la idea y nos comentaron que en cuanto hubiera presupuesto, se haría.

¡¿Tanto cuestan ocho o diez señales?! Pero en fin…

Hace unos días, leímos que se compraría una silla adaptada para que, personas con discapacidad, pudieran visitar el Millars. El vehículo cuesta 3.640 euros.

Vamos a ver: seguramente más de uno comentará que anteponemos una cosa a la otra. No, no es eso: Queremos lo mismo al papá que a la mamá.

Los vecinos de la Playa, a diario comprueban las dificultades que los repartidores tienen para encontrar los domicilios de los afectados por el desvío. Antes, el cartero duraba muchos años, pero en la actualidad cada día viene un nuevo repartidor de Amazon o de la empresa que sea. Es un galimatías para quien no conozca las alternativas.

No quisiera extenderme en la chapucera señalización que se hizo en su momento y que perdura: no se trata de mi retorcido punto de vista. No puede ser más lamentable. Hasta el GPS se vuelve loco.

La propuesta es muy sencilla y de poco coste. Veamos:



 Y, así sucesivamente, en aquellos cruces que los técnicos estimen conveniente.

Nada más. Ni falta de presupuesto ni disculpas burocráticas. Sólo hace falta voluntad de solucionar un dolor de cabeza diario.

Por favor.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

CRÍTICA DE LIBROS: "La Orgía perpetua (Flaubert y Madame Bovary)", de M. Vargas Llosa