Crítica de libros: “No está solo” de Sandrone DAZIERI, 574 páginas

Sinopsis de la editorial:

Un niño desaparece a las afueras de Roma. La madre es encontrada muerta y los investigadores creen responsable al marido de la mujer. Sin embargo, cuando Colomba Caselli llega a la escena del crimen se da cuenta de que algo no cuadra. Colomba tiene treinta años, es guapa, atlética y dura. Formó parte del Departamento de Homicidios de Roma, pero desde hace meses es incapaz de superar lo que llama «el Desastre», hasta que este caso vuelve a llevarla a la acción. Para resolverlo contará con un colaborador tan eficaz como peculiar: Dante Torre, un joven genio cuya capacidad de deducción solo es igualada por sus paranoias. Él también es un superviviente: fue secuestrado durante once años en un silo por un hombre que se hacía llamar «El Padre». Ahora tiene pánico a los espacios cerrados y ha hecho de su habilidad para encontrar a personas desaparecidas su trabajo. En la búsqueda de la verdad, Colomba y Dante deberán enfrentarse a su mayor pesadilla ante un caso de ramificaciones insospechadas.

Llevaba tiempo observando que este autor estaba siendo alabado por los críticos literarios y sentía cierta curiosidad por leerlo. Sus glosadores destacaban su obra como “gozoso descubrimiento”, “novela efectista, veloz y malvada”, “obra maestra”, “Thriller magnífico” …

Pues desde ahora mismo les digo que no. Ni mucho menos eran merecidos elogios. Más bien estamos ante un claro ejemplo de la nueva novela policíaca italiana –“Spagueti Crime”– muy cercana al lenguaje televisivo. Un montaje editorial que pretende hacer de la pareja protagonista de No está solo, Colomba y Dante, una moderna y peculiar versión de Sherlock y Watson.

La estructura de esta novela es de cuatro partes; varios escenarios o puntos de vista con muchos rincones y recovecos para desconcertar al lector. El autor acostumbra a terminar los capítulos de forma efectista y resultona. Del tipo: cuando vio los primeros resultados se le pasó el sueño…O bien: soñará con ello toda su vida… O esta otra: sé lo que oculta... seguramente para dar pie a los críticos partidarios, para que podrán calificar: ”Engancha tanto que no la puedes soltar”.

La realidad es otra. Hay muchos más bostezos que intrigas. Hasta la página 200 (que es la duración de una buena novela policiaca normal) ni consiguió interesarme. Era un soporífero deambular de los atormentados protagonistas (por los que no sientes simpatía alguna) para poder interrogar a una fauna interminable de personajes en multitud de fastidiosas situaciones extrañas. Me parece un libro pretencioso y cargado hasta la saciedad de estereotipos. Una saturación informativa con decenas y decenas de interminables personajes, todos ellos tediosos, rayando en lo caótico; diálogos muy difíciles para el lector medio, detallando minucias que no influirán para nada en la trama, socarrones comentarios tópicos sobre la Policía y la Administración que te aburren soberanamente, hasta el rocambolesco final.

Eso sí: el autor seguramente es un tipo espabilado que se ha montado una saga de no te menees (puesto que lleva ya tres o cuatro títulos, una serie de televisión y toda la parafernalia del invento). Algo parecido al famoso “fenómeno Stieg Larsson”, allá por 2005, del que nadie ha vuelto a hablar. Afortunadamente.

Otra vez tengo que insistir en algo evidente: que una novela de intriga de casi seiscientas páginas es costosa de devorar y de digerir. Al final, en la mayoría de los casos, no te aportan nada; ni siquiera placentero entretenimiento. Una moda que me fatiga cada vez más. Las editoriales, culpables de esta estúpida paranoia por la “audiencia” y las ventas, nos engañan a los lectores y desilusionan a los amantes de la buena literatura de evasión.

No puedo aconsejar su lectura. Hay decenas de magníficas novelas esperando ser leídas.

No está solo” no entra en los estupendos títulos cuya lectura suelo recomendar.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

CRÍTICA DE LIBROS: "La Orgía perpetua (Flaubert y Madame Bovary)", de M. Vargas Llosa

Crònica d'un sumaríssim silenciat

Projecten un vedat de caça a l’horta d’Almassora