CRÍTICA DE CINE: “Los días azules, Antonio Machado” de Laura Hojman (2020) 94’

Un interesante documental de la directora, realizado en el año 2020. Desarrolla la prolífica vida creativa de uno de los mejores poetas españoles, en paralelo a su vida en distintas localidades (Sevilla, Madrid, Segovia, Soria, Baeza, Rocafort, Barcelona, Colliure), hasta su muerte, en febrero de 1939.

Intervienen, entre otros, Ian Gibson, A. Muñoz-Molina, Luis Gª Montero, Jacques Rodor…

Con una gran fotografía y buen guion, analiza tanto la vida familiar, desde la infancia, como sus inicios poéticos o el trabajo como profesor de instituto en varias ciudades. También describe su activa militancia política y los últimos días en Colliure (Francia), tras marcharse cuando estaba finalizando la Guerra Civil.

El documental se inicia en el Patio de Las Dueñas de Sevilla, donde nace Antonio Machado. Una voz en off recita:

                   Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,

               y un huerto claro donde madura el limonero.

Y en ese momento me viene el recuerdo, la profunda impresión adolescente, cuando clandestinamente leí por vez primera a Machado. Aquello de: españolito que vienes al mundo, te guarde Dios… me sigue estremeciendo. Don Antonio escribía (a diferencia de Lorca y otros) con las palabras de la calle. La quintaesencia de la poesía. Siempre me he sentido subyugado por las enseñanzas de su “Juan de Mairena” y toda la obra de tan inmenso poeta.

La autora, Laura Hojman asegura que no pretendió hacer una biografía del poeta, sino mostrarlo como un símbolo de la España que no pudo ser ––abierta, culta y democrática––, que creó proyectos maravillosos como la Institución Libre de Enseñanza o las Misiones Pedagógicas. Machado era un hombre bueno que creía que todo el mundo debía de tener acceso a la educación, a la cultura, al conocimiento. Este documental es un trabajo muy didáctico: los profesores que intervienen nos van destacando aspectos de su personalidad y de su poesía, sencilla, conmovedora y maravillosamente gráfica.

Se trata de una película estéticamente muy bella, sin cansarnos con fotogramas de la época, como el NO-DO o al estilo de los testimonios habituales. La cámara se va deteniendo, morosa, recreando los lugares en los que vivió el poeta. Un sosiego que es de agradecer porque nos permite saborear paisajes y la descriptiva poesía; sentir la dureza de la vida cotidiana en aquella España nuestra.

Antonio Machado es el símbolo de nuestra historia. Su tumba en Colliure debería recordarnos siempre quienes hemos sido, para que nunca volvamos a caer en los mismos errores, para que podamos avanzar como un país y una sociedad mejor.

Estos días azules y este sol de la infancia”, sus últimos versos, condensan todo el drama del exilio. Son terriblemente dolorosos, pero al mismo tiempo tienen el regusto de la melancolía, “casi se siente el sol en la cara cuando se leen”. Significan la desesperanza, el adiós definitivo a un paraíso perdido.

Machado es una lección constante: Huir del individualismo para pensar en lo comunitario. Durante el confinamiento, la gente empezó a citar a Machado por las redes sociales, en especial aquella cita de: “En España lo mejor es el pueblo. Siempre ha sido lo mismo. En los trances duros, los señoritos invocan la patria y la venden; el pueblo no la nombra siquiera, pero la compra con su sangre y la salva”.

En la parte final del film se plantea la cuestión de traer los restos de don Antonio a España. El criterio predominante es que su sitio debe de ser el actual, como testimonio de la tremenda huida a Francia, que tuvieron que realizar más de 500.000 exiliados. Uno de los hechos más vergonzosos para la Europa temerosa de las represalias de Hitler.

Destaco el emotivo pasaje en que suena el Cant dels Ocells, ante la tumba del poeta. Originariamente, es un villancico. El más triste que se puede oír.

Una película que recomiendo seriamente. En estos tiempos de incertidumbre, de mentiras y burdas manipulaciones de la historia, un documento como este resulta realmente imprescindible.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

CRÍTICA DE LIBROS: "La Orgía perpetua (Flaubert y Madame Bovary)", de M. Vargas Llosa

Programa de les Festes de Santa Quitèria... 1962